menu
Desastres Fuego e Inundación

El daño a las cintas causados por el fuego o el agua tiene que ser tratado con la mayor seriedad. En muchos casos, los daños son visibles, por ejemplo un resto de hollín o la distorsión de una carcasa de la cinta. En otros casos, el daño puede no parecer de entrada muy grave, sin embargo el agua, en un disco duro o una cinta, puede causar daños graves, y los intentos de acceso a los datos pueden provocar la pérdida completa de los datos.

Es importante evitar cualquier intento de poner una cinta contaminada dentro de una unidad de backup. Tratar de leer cualquier cinta de datos en este estado es casi seguro que resultará en un fallo y lo único que logrará es hacer que el problema sea aún más grande.

En CBL Tech, tenemos una amplia experiencia en el tratamiento de estos casos. El pre-tratamiento correcto es esencial para que haya posibilidades de la plena recuperación de los datos.

Cintas dañadas por Agua

El los casos con daños por agua, todavía puede haber líquido dentro de la caja. Si este líquido ingresa a la unidad, provocará un fallo eléctrico y en el mejor de los casos solo arruinará la lectora. Lo peor es que cuando se produce este tipo de error, la cinta puede quedar cargada en la unidad de lectura de modo que cualquier intento de retirar una cinta podría resultar en daños mayores.

Los contaminantes contenidos en el agua forman una capa sobre la cinta, y esto es casi seguro que provoque una falta de lectura, ya que estos contaminantes causan la separación de la cabeza lectora.

Cuando la superficie de la cinta está dañado, por lo general sólo se verá afectada la parte superficial. El proceso de carga, para muchos tipos de cinta, consiste en recorrer la cinta para ubicarla en cierto punto, y esto dará lugar a que la contaminación se extienda a lo largo de toda la cinta.

La cinta contaminada debe ser envuelta en un embalaje especial para evitar el secado, ya que esto puede provocar que los contaminantes se peguen a la superficie. Las cintas deben ser tratados por nuestros expertos tan pronto como sea posible.

Cintas dañadas por fuego

Con el fuego, tenemos dos problemas: problemas derivados del calor y el humo.
La aplicación de calor excesivo para la cinta o el aumento de temperatura por encima del punto de Curie, provoca que toda la información magnética se perderá y la recuperación de datos no será posible. Antes de llegar a ese punto, las cintas pueden sufrir diferentes daños, pero si permiten realizar procesos de recuperación de datos.

En cintas de DAT, AIT y cartuchos de otros tipos de cinta, la estructura externa se distorsiona primero a causa del calor, lo que produce un gran impacto a las cintas. Con las LTO y las DLT la estructura de la cinta es menos propensa a ser afectada de esta manera.

El carretel enrolla la cinta formando un rollo espeso. Se necesita mucho más tiempo para calentar y afectar a este rollo de cinta de lo que sería necesario para afectar a cualquier cinta expuesta. Con las DAT, y AIT, es probable que la parte expuesta de la cinta sufra daños, pero la mayor parte de la cinta no se verá muy afectada. Las DLT y LTO están menos expuestas a este tipo de problema, ya que sólo el principio de la cinta está expuesta.

Hay componentes metálicos dentro de todas las cintas. Estos tienden a calentarse de forma rápida y cualquier superficie cercana se verá afectada. Por otra parte, la bobina se calentará y expandirá, pudiendo causar daño físico.

Por mucho, el mayor problema, desde la perspectiva de recuperación de datos, es cuando el calor es lo suficientemente fuerte como para hacer que se fundan los bordes de la cinta. Esto puede ocurrir en varios puntos a lo largo de la cinta, dando como resultado posible que se rasgue la cinta si se pasa a través de un punto en el que se fundieron los bordes.

Pero las cosas no son tan terribles como parecen. Si la cinta fue reconstruida profesionalmente, habiendo sido debidamente probada para verificar que no va a romper durante la operación, entonces las posibilidades de tener éxito en la recuperación de datos son altas.

Si el problema lo provocó el humo, entonces el procedimiento es similar a los problemas con el agua.

Cambiar la carcasa con humo por una limpia es esencial, y las áreas contaminadas de la cinta debe ser limpiadas para eliminar la contaminación. El humo puede no haber llegado a la cinta en sí, pero puede haberse instalado en los bordes de la cinta que necesitan ser limpiados también.

Recuperación de datos de cintas físicamente dañadas

Al igual que con los daños causados por el fuego y agua, si se trata de una cinta dañada físicamente, también se requiere un tratamiento apropiado antes de intentar la recuperación de los datos. Con las AIT y DAT hay una puerta que protege la sección expuesta de la cinta. Esta puerta se abre y se cierra mientras se realiza la operación de bobinado de la cinta. Si el enchufe o cualquiera de sus componentes está dañado, la cinta puede quedarse atrapado en la unidad.

Si bien puede parecer que sólo la caja de la cinta está dañado, hay una posibilidad de que haya daños en la cinta también. Los dispositivos deben ser revisados cuidadosamente para asegurarse de que no haya ningún daño o para corregir cualquier daño encontrado antes de cualquier intento de insertar la cinta en una unidad y leer los datos. No verificar la cinta puede causar algún daño, haciendo que se pierdan sus datos vitales para siempre.

En todos los casos de daños o contaminación, es esencial que los dispositivos sean manejados por profesionales con experiencia, que saben qué buscar y qué procedimientos se deben seguir. La recuperación de datos es posible en la mayoría de las circunstancias, pero sólo si los dispositivos se maneja correctamente.

 

Volver